Georges Oshawa El Fundador De La Macrobiotica Moderna

George Ohsawa

George Ohsawa

El fundador de la macrobiótica moderna es George Oshawa (1893-1966)

Oshawa nació en Japón a principios del siglo pasado, en un tiempo en que la cultura japonesa se debatía entre aferrarse a su modo de vida tradicional o abrirse a los progresos de la cultura occidental.

Los japoneses sabían que esta apertura sería riesgosa para preservar la pureza y vitalidad de su tradición milenaria, pero la necesidad de acompañar los progresos en el campo tecnológico y científico obligaba a correr ese riesgo.

Durante ese tiempo el japonés corriente sufría de un conflicto de identidad oriente-occidente, ya que la avidez por abrazar la cultura occidental era muy fuerte.

Japón quería ser una potencia mundial y para ello acudió a la siguiente fórmula: espíritu japonés y conocimientos occidentales.

En esa síntesis se basa la supuesta “superioridad oriental”.

Oshawa nace en un hogar pobre con tradición samurai estricta.

Su padre era descendiente de samuráis pero la apertura hacia el occidente creó un cambio de valores que determinó que los “samuráis” quedaran sin los privilegios que tradicionalmente tenían.

El padre de Oshawa era un “samurai desempleado” y pronto abandonó el hogar dedicándose a la bebida.

Su madre tuvo que hacer frente a un hogar con cuatro hijos y trabajó como partera en un hospital.

Adoptó la dieta Occidental con mucha azúcar y alimentos refinados instruyendo a sus hijos a abandonar los alimentos japoneses tradicionales y adoptar la alimentación europea que le enseñaron en el hospital.

La madre de Oshawa muere tuberculosa a los 30 años de edad y luego sus tres hermanos.

En aquella época no existían antibióticos para tratar esta enfermedad.

Posteriormente Georges Oshawa contrae la tuberculosis a los 16 años de edad.

Desencantado con la medicina occidental decide apelar a la medicina tradicional del Japón para tratar de salvar su vida.

Por casualidad encuentra un libro barato sobre medicina tradicional escrito por un célebre médico de la época: el Dr. Sagen Ishisuka, quien afirmaba que todas las enfermedades se originaban en una alimentación desequilibrada entre las sales de sodio y potasio representativa de las fuerzas yin y yang.

Siguiendo estrictamente las instrucciones que figuraban en el libro de Itshisuka, Oshawa adoptó la dieta de arroz integral, algas marinas y verduras con sal, curando completamente su tuberculosis en 3 meses.

Quedó tan impactado por su cura y tan agradecido por haber podido sobrevivir a la tuberculosis que decidió consagrar su vida a difundir la antigua medicina tradicional dietética de extremo oriente.

Contactó la fundación de Itshisuka, llamada SHOKU YO ( sociedad de la cura alimentaria del Japón), que no sólo difundía la alimentación tradicional, sino que además defendía los valores culturales del Japón milenario que estaban desapareciendo por el rápido proceso de “occidentalización del Japón”

A los 23 años Oshawa se convirtió en un miembro entusiasta y a los 30 años en su presidente.

Difundió el Shoku-yo durante casi 30 años por todo el Japón que según esta organización estaba derrumbándose moralmente y sanitariamente al adoptar los valores morales y la alimentación europea.

Durante la segunda guerra mundial Oshawa amplía su campo de acción oponiéndose a la guerra de Japón con el occidente.

Oshawa era un escritor afamado y por ese tiempo escribió que Japón iba a perder la guerra con EE.UU. en caso de entrar en un conflicto bélico total.

Las autoridades japonesas lo consideraron antipatriótico, confiscaron sus libros y Oshawa fue puesto en prisión y torturado por los militares japoneses.

Las autoridades del Shoku-yo no querían entrar en conflicto con el gobierno de la época y Oshawa fue obligado a renunciar a la presidencia de la organización.

Una vez liberado reunió un puñado de seguidores y decidió llevar la medicina shoku-yo al occidente ya que los japoneses estaban más interesados en occidentalizarse que en respetar los principios tradicionales.

Decidió poner un nombre occidental a su movimiento y encontró un libro que mencionaba la expresión ”MacroBiótica” como: Un arte de vivir muchos años, escrito por un médico alemán.

Oshawa adoptó esta palabra como traducción occidental de SHOKU-YO . Fundó una primera escuela macrobiótica en Tokio y sus discípulos fueron enviados a occidente luego de estudiar con Oshawa.

Aquellos primeros discípulos de Oshawa son hoy los grandes maestros de la macrobiótica mundial. Los más famosos son MICHIO KUSHI, que vive en Boston, EUA;

TOMIO KIKUCHI que reside en San Pablo BRASIL; MURAMOTO en California EUA. Otros maestros menos conocidos viven en Europa y Japón.

El movimiento macrobiótico ha crecido en todo el mundo y ha influido en el movimiento de alimentos naturales y la agricultura orgánica.

Desde mi punto de vista ningún otro maestro ha igualado a Oshawa, fue durante su vida que el movimiento macrobiótico mundial vivió su EDAD DORADA, sobre todo en Francia y Los EE.UU.

Con aprecio

Dr Martín Macedo

, ,

No comments yet.

Deja un comentario